Sendero de la Pottoka azul - Historia

Brujas e inquisición en el Logroño más histórico

Brujas e inquisición en el Logroño más histórico

La novena edición de ‘Las Brujas de Zugarramurdi’ ha celebrado en Logroño una veintena de actividades que buscan “dar una pincelada de lo que podía ser la mal llamada brujería, que era, en realidad, la sabiduría que se iba trasmitiendo de mayores a jóvenes”. Así lo ha afirmado el vicepresidente de la Asociación Vecinal del Casco Antiguo, Alfredo Iturriaga (Agencia EFE).

‘Las Brujas de Zugarramurdi’ es una iniciativa organizada por la Asociación Histórico- Cultural Guardias de Santiago y la Asociación de Vecinos Centro Histórico que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Logroño y puntualmente, la participación de los vecinos de Zugarramurdi.

Entre las iniciativas de esta programación ha destacado la recreación el sábado día 4 del “Auto de Fe de 1610”, en la que se escenificaron los juicios realizados en Logroño a brujas por la Inquisición, tras lo que seis vecinas de Zugarramurdi fueron quemadas en la hoguera. Cabe recordar que Logroño contaba con una población que rondaba los 6.000 habitantes en aquella época y que en esos días llegó a los 30.000, con el impacto en los asistentes que ello supuso.

En esta edición, la conmemoración de este acontecimiento histórico comenzó el jueves, día 2, con la representación del espectáculo teatral “La tormenta de Urbión” en el Paseo del Espolón.

El Parque del Ebro de la capital riojana fue testigo de un Akelarre el sábado. En un momento dado, llegaron los soldados de la Inquisición a la celebración pagana y se inició la “procesión de la Cruz Verde” hasta la Plaza del Espolón donde tuvo lugar un gran juicio en que se leyeron las sentencias y se encendieron las hogueras.

El último acto, quizá, el más emotivo, tuvo lugar el domingo. Consistió en una visita guiada temática que terminó en el Bosque de la Memoria del Parque del Ebro, donde crecen fuertes desde que se plantaran en 2010, once olmos en memoria de las once personas ajusticiadas.

A este último acto lleno de simbolismo se sumaron algunos vecinos de Zugarramurdi, así como la directora del Museo de las Brujas.