Sendero de la Pottoka azul - Historia

La Comisión de Cohesión Territorial visita Zugarramurdi

La Comisión de Cohesión Territorial visita Zugarramurdi para conocer las dificultades del tráfico en el casco urbano de la localidad

La Comisión de Cohesión Territorial ha visitado hoy Zugarramurdi, a instancias de PSN, EH Bildu, GeroaBai y Contigo-Zurekin, para conocer la problemática de tráfico en el casco urbano de la localidad, así como los planteamientos del Ayuntamiento a este respecto.

Los miembros de la Comisión que han asistido han sido Javier Lecumberri (G.P. PSN), XebeTxoperena (G.P. EH Bildu), Mikel Asiáin (G.P. GeroaBai), y Daniel López (G.P. Contigo-Zurekin).

La delegación del Parlamento ha sido recibida por Argitxu Aguerre, alcaldesa de Zugarramurdi, Fernando Anbustegi, alcalde de Baztan, Battit Laborde, alcalde de Sara, los arquitectos del proyecto María Urmeneta y Pachi Chocarro, cuatro concejales de Zugarramurdi y Ainhoa Aguirre, directora-gerente del Museo y la Cueva de las Brujas de Zugarramurdi, además de personal municipal.

En el encuentro, la alcaldesa Argitxu Agerre ha incidido en la necesidad de construir un nuevo acceso a Zugarramurdi, debido al problema existente con los vehículos foráneos que acuden a la localidad por el atractivo turístico de las Cuevas y del Museo de las Brujas, así como la utilización del camino rural entre Francia y Zugarramurdi por parte de los vecinos de los municipios de la Regata del Bidasoa y del distrito de Bayona en el lado francés.

“El problema es más acuciante en días señalados de afluencia de visitantes. La asistencia proviene de ambos lados de la frontera. La distribución del turismo, además, no es lineal a lo largo del año, y se dan picos de afluencia que generan el caos circulatorio en el centro de la villa, al tratarse del único acceso rodado a los aparcamientos públicos y temporales habilitados para las fechas señaladas”, añade la alcaldesa.

A este tránsito vacacional se añade, además, el de quienes van a trabajar o a transportar mercancías a las ventas de Dantxarinea. En gran medida, todos estos llegan a trabajar o a trasladar suministros desde Bera, Etxalar o Baztan, “ya que por esta ruta la distancia es hasta 50 kilómetros más corta que por la N-121-B”, explica.

Por ello, el ayuntamiento ve necesario un nuevo acceso que solucione los problemas de circulación en el casco urbano de la localidad, por el que pasan diariamente más de 1.500 vehículos (datos del año 2020) y donde existe un estrechamiento entre dos casas en la calle principal que apenas tiene 3 metros de anchura.

En realidad, según ha explicado Aguerre, lo que se pretende lograr es la construcción de una variante de Zugarramurdi, pero la denominación del objeto del proyecto es “nuevo acceso” porque la carretera NA-4401 finaliza a la entrada de la localidad. En ese sentido, solicitan la continuidad de esta vía para “mejorar las conexiones transfronterizas con Francia y Gipuzkoa”.

Seguidamente, la delegación parlamentaria ha conocido, de la mano de la arquitecta María Urmeneta, el proyecto de la actuación que el consistorio pretende realizar. Se trata de un nuevo acceso, “una especie de variante exterior” que acoja el intenso tráfico que se genera con el complejo comercial de Dantxarinea y la afluencia turística, que en la actualidad se ve obligado a cruzar la plaza de la villa. El proyecto contempla, además, que el nuevo acceso llegue hasta el aparcamiento turístico de Zugarramurdi sin tener que pasar por la calle principal.

Sin embargo, tal y como han explicado, la solución “no es fácil, puesto que la principal vía procedente de Sara (Francia) es municipal y, además, incluye un tramo perteneciente al Ayuntamiento de Baztan”. La categoría limita la actuación del Gobierno de Navarra y obliga al consistorio a buscar apoyo económico que ayude a sufragar la obra de la variante, que tiene un valor de 2 millones.